Interrupción del Embarazo, Clínicas Abortivas, Como Abortar, Donde Abortar, Pastillas Abortivas

El Misoprostol

El misoprostol es un análogo sintético de un tipo de prostaglandina (E1) que inicialmente fue desarrollado para el tratamiento de la enfermedad acido-péptica. Por ser una prostaglandina, se le encontraron efectos secundarios útero-tónicos y por tanto sus subsecuentes usos, se dieron definitivamente en gineco-obstetricia.

 

El misoprostol actualmente se utiliza para procurar el aborto de seres humanos vivos en gestación, para embarazos en su mayoría, hasta la octava semana. Se conoce que su mecanismo de acción es más fuerte al existir una relación proporcional a la edad gestacional, es decir, a mayor edad gestacional mayor capacidad abortiva y por tanto el uso del misoprostol no garantiza la expulsión del embrión en su totalidad a la 8ª semana. Esto deja a la mujer en una situación de riesgo, pues se expone al desarrollo de severas infecciones ginecológicas que podrían terminar en la extracción de su útero.

misoprostol

Se han descrito también casos de ruptura uterina y otras complicaciones severas, cuando se utiliza el misoprostol, como abortivo en el segundo y tercer trimestre del embarazo.

A pesar de la abundante evidencia científica justificando el misoprostol para su uso en gineco-obstetricia, es importante recordar que a éste no se le dio ese registro, sino hasta comienzos del 2002.

El MISOPROSTOL Se considera, un 

medicamento efectivo como abortivo  que genera serias complicaciones, como hemorragia post-aborto e infecciones severas y alto riesgo de malformaciones fetales en embarazos avanzados, circunstancias que se presentan, cuando no hay una administración  supervisada.

Reiterativamente la investigación médica  afirma, que el misoprostol es un medicamento que a pesar de su eficacia y seguridad, produce complicaciones que además de graves son inevitables.

En cuanto a la salud mental de la mujer que aborta por misoprostol, un estudio realizado en Francia por Rousset en el 2011, evidenció que los puntajes en escalas de trastorno de estrés post-traumático, fueron mayores en mujeres que habían tenido un aborto por misoprostol (químico),  en comparación con el quirúrgico.

Con base en  lo anterior, es evidente que el aborto químico trae consecuencias médicas y psiquiátricas para la mujer que lo realiza, por lo cual ella debe ser, completamente informada.

 

BIBLIOGRAFIA

1.       Chong et al, Misoprostol: a quarter century of use, abuse, and creative misuse. Obstet Gynecol Surv, 2004 Feb;59(2): 128-40

2.       Tang et al, Misoprostol: pharmacokinetic profiles, effects on uterus and side-effects. Int J Gynaecol Obstet, 2007 Dec; 99 Suppl 2: S 160-7

3.       Song et al, Use of Misoprostol in obstetrics and gynaecology. Obstet Gynecol Surv, 2000 Aug; 55(8): 503-10.

4.       Syed et al, Uterine Rupture associated with the use of intra-vaginal misoprostol during second trimester pregnancy termination. J Pak Med Assoc, 2011 April; 61(4) 399-401

5.       Sajjan et al, Complete Cervical Avulsion with Intravaginal Misoprostol for Second Trimester Pregnancy Termination. Case Reports in Obstetrics and Gynecology, 2012 in press

6.      Rousset, C. et al Journal of Reproductive and Infant Psychology, Volume 29, Number 5, 1 November 2011 , pp. 506-517

Etiquetas: aborto | cytotec | metodos abortivos | misoprostol | muerte por aborto | pastillas para abortar

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar